En mi oaxaca linda

Por: Redacción


Compartir y disfrutar elementos arquitectónicos de esos que llaman patrimoniales, representa motivo de orgullo e identidad; aunque tal vez para muchas personas, dominadas por la apatía, solo implique rutina, cotidianeidad y en algunos casos, la irremediable complicación  y tramitología cuando de aprovecharlos o modificarlos se trata; sin embargo, nos guste o no, aquí nos tocó vivir, en una ciudad bonita, antigua,  escenario de la historia, con muros, calles y arreglos de esos que hablan, que cantan, que son capaces de atrapar al alma más escéptica y ensimismada.

Así es que si vives en Oaxaca, si has elegido esta ciudad para disfrutarla temporalmente, aquí te dejamos algunas recomendaciones para disfrutarla responsablemente.

1.- Parques, plazas y equipamiento urbano en el centro histórico han sido dispuestos para el uso y el disfrute común, en la mayoría de los casos corresponden a un diseño antiguo y por lo tanto muy valioso, al visitarlos, no olvides llevar contigo la basura, evita maltratarlos y contribuye a cada paso con su buen estado. 

2.- La arquitectura civil oaxaqueña es emblemática en nuestro país; si rentas, habitas o eres usuario de una de estas antiguas joyas, evita modificar su traza, retirar sus rejas o ampliar sus vanos, al hacerlo, trastocas su condición original y borras con marro y martillo, cualquier testimonio de historia y belleza.

3.- Los antiguos templos, con sus  altares, atrios y capillas abiertas, son testimonio de una vida en comunidad que se resiste al olvido, al visitarlos cuida cada uno de sus elementos, evita encender veladoras en lugares prohibidos y date un momento para leer la información histórica que te ayudará a comprenderlos mejor.

4.-  Finalmente, los edificios dedicados a las autoridades civiles, no son campo de batalla aun cuando el descontento social sea grande; al realizar trámites o al visitarlos, evita dañarnos con pintas,  basura y otras agresiones.

La hermosa y patrimonial ciudad de Oaxaca es nuestro gran tesoro y  para protegerla es necesario informarnos, compartir y actuar responsablemente. Por nuestro presente y por nuestro futuro, cuidemos esta ciudad  linda que hoy habitamos.